En el cuidado de nuestro móvil, siempre pensamos primero en una funda que lo proteja de golpes y caídas, pero también es importante a destacar, que un cristal templado también es una alternativa buena (y necesaria) para brindarle mayor protección a la pantalla del smartphone.

La protección del smartphone es indispensable apenas lo estamos comprando. Sin embargo, cuando ya es nuestro, pasamos directamente a comprarle otros accesorios que no aportan en nada a la seguridad del mismo. ¿Cómo quedaría tu cara si al cabo de unos minutos tu móvil se cae y se rompe la pantalla? Esto puede suceder en cualquier caso, pero está comprobado que el daño será mucho menor si se cuenta con un cristal templado.

Por qué comprar un vidrio templado

iPhone 6s pantalla partida

La razón principal para comprarle un cristal templado a nuestro móvil radica en que este vidrio puede absorber el golpe por un resbalón de manos o caída al suelo. En la imagen anterior, verás como un iPhone 6s adquiere una pantalla estropeada, esto se pudo haber reducido si se hubiera contado con este accesorio importante. De esta manera, termina siendo el vidrio el perjudicado, y no la pantalla del móvil. Además, el cristal templado puede resistir a arañazos, no siempre es así, pero en el mayor de los casos la pantalla del móvil termina intacta después del suceso.

También es importante señalar que no todos los móviles aceptan un vidrio templado. Por ejemplo, los móviles con pantalla curva, tienden a no aceptar este tipo de protección. Esto sucede por la pantalla 2.5D de dichos smartphones, característica que hace que un cristal templado no proteja el móvil como debe de ser.

Para no ir tan lejos, hace unas semanas atrás una colega decidió cambiar de móvil y se compró un Moto de la serie G. Apenas lo adquirió, se lanzó a una tienda a comprarle su respectiva funda y claro, el cristal templado. La semana pasada, vio como su smartphone se caía al suelo, imaginando lo peor. Pero por fortuna, el único afectado fue el vidrio templado, y no la pantalla del móvil.

Llegados a este punto, ¿te parece un lujo tener el vidrio templado? En nuestra opinión no lo es. Al contrario, esta protección resulta súper importante, y más en estos tiempos donde la reparación cuesta medio sueldo.

Fuente wwwhatsnew.com

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!